Guía para Visitar el Templo de Karnak

El conjunto de los Templos de Karnak es una de esas cosas que tienes que visitar en tu viaje a Egipto. Es muy conocido, aparte de por su valor histórico, porque en él se rodaron muchas películas de Hollywood.

A las orillas del Nilo nos encontramos con un monstruoso conjunto de templos, santuarios, columnas, obeliscos y pilones dedicados a la triada de Tebas (Amón, Mut y su hijo Jonsu).

templo-de-karnak-en-luxor

Se trata del templo más grande de Egipto, unos 2 km cuadrados, espacio suficiente para que quepan 200 campos de fútbol… El templo principal situado en el centro es el templo de Amón-Ra, en el que se encuentra su famosa sala Hipóstila donde las enormes columnas no te dejarán indiferente.

¿Dónde está el Templo de Karnak?

El templo de Karnak se sitúa en Luxor, al norte de la ciudad, a las orillas del Nilo.  Esta ciudad era la antigua Tebas, capital faraónica de la última dinastía egipcia.

Antes de entrar en harina con toda la información del templo te dejo por aquí unas opciones para visitar la zona de Luxor, al final del artículo te recomiendo más opciones por si te interesa viajar al país de forma fácil:

Historia del templo de Karnak

Este conjunto de templos tenían como función elemental la de venerar y rendir culto a los Dioses, especialmente a Amón. En sus inmediaciones se realizaban festejos y procesiones con las ofrendas de los Dioses.

Recuerda que los templos egipcios eran construidos como la residencia del Dios, y no han de verse simplemente como un lugar donde simplemente se venerara.

Además, como en la mayoría de los templos de Egipto, los templos servían para mostrar el poder del faraón y elevarlo casi al nivel de Dios.

El Dios para el que se construyó este templo es para Amón, apodado el oculto. Amón comenzó siendo el dios de Tebas, pero con el paso del tiempo fue convirtiéndose en el dios asociado al sol, Re.

La imagen de Amón se encontraba en el sanctasanctórum, dentro de la conocida barca de Userhat o barca de Amón. Se decía de esta barca estar hecha de plata y oro puros. Durante las fiestas de Tebas la barca era trasladada hasta un muelle construido en el Nilo.

karnak-foto

¿Cuándo se construyó el Recinto de Karnak?

El conjunto de Karnak no fue construido de una vez sino que fueron más de 30 faraones los que aportaron medios para levantar este conjunto histórico.

Fue en el año 2118 a.C. cuando se empezó a construir, y su construcción duró hasta el 1200 a.C., aunque futuras modificaciones se extendieron hasta la llegada de los romanos a Egipto.

¿Quién construyó el templo de Karnak?

Aunque las primeras obras en el complejo se iniciaron hacia el 2000 a.C. por Intef II (dinastía XI), no fue hasta la llegada de la nueva dinastía cuando la construcción de el complejo dio un salto de calidad enorme, convirtiéndose en uno de los lugares más espectaculares de la antigüedad entonces y una de las ruinas más increíbles ahora.

Los faraones que más aportaron a la construcción del templo de Karnak son los siguientes:

  • Tutmosis I
  • Hatshepsut
  • Tutmosis III
  • Amenofis III
  • Ramsés I
  • Seti I
  • Ramsés II

Cada faraón egipcio dejaba su huella en Karnak, pudiéndose observar hoy en día la aportación de cada uno y su distinta calidad. 

La famosa sala hipostila también fue construida por varios faraones. Amenofis III mandó erigir las 12 columnas que se sitúan en el centro del templo. Ramsés I, Seti I y Ramsés II añadieron más columnas y nuevas decoraciones a posteriori.

El recinto llego a tener hasta 20 construcciones como templos, capillas… se conocía como el lugar más selecto de lugares.  A parte de ser el sitio donde se realizaba el culto al Dios Amón, también vivían en él la comunidad de sacerdotes de la época.

¿Cómo se construyó?

Desde la dinastía I (3000 A.C.) se documentan rituales para la inauguración de los templos. Estos rituales buscaban encontrar la mejor orientación para las construcciones, normalmente apuntando hacia sitios destacados en el firmamento o hacia puntos geográficos concretos.

En el caso de Karnak, está orientado de este a oeste, de manera que el día del solsticio de invierno vemos la salida del sol por la puerta del templo.

Luego de purificar el lugar, normalmente utilizando yeso, se empezaban a elaborar los cimientos de la construcción.

karnak-por-dentro

Como muchos otros monumentos egipcios, la técnica principal consistía en apilar bloques de piedra, uno encima de otro y la gravedad se encargaba de hacer el resto.

Las piedras utilizadas se traían de distintas canteras de todo Egipto casi siempre utilizando el Nilo como medio de transporte. La mayoría de la piedra del templo de Karnak se trata de arenisca ya que las piedra como el granito y la caliza se reservaba para los obeliscos y las figuras y status.

Como en casi todos los monumentos egipcios, la iluminación tiene un papel fundamental. El templo de Amón se ilumina con la luz del sol en el templo porticado, resaltando los relieves que en otro momento fueron policromados que encontramos dentro del templo.

Partes de un Templo Egipcio – ¿Qué ver en los Templos de Karnak?

¿Qué son las ruinas de Karnak?

El conjunto de Karnak está encerrado dentro de un enorme muro de adobe de 12 metros de altura.

Las ruinas de Karnak se pueden dividir en:

  • El templo de Amón-Ra, el templo principal de Karnak, uno de los más grandes del mundo dónde se encuentra la sala Hipóstila, la atracción principal de este monumento.
  • Recinto del templo de Mut, situado al sur y que en el pasado estuvo unido al templo principal por una avenida de esfinges con cabeza de carnero.
  • Templo de Montu, situado al norte del recinto, dedicado al Dios de la guerra en Tebas.
  • Templo de Jonsu, Dios de la luna e hijo de Amón y Mut. Se accede a este templo por una puerta al sur de la sala Hipóstila del templo de Amón.
  • Templo de Opet, construcción de gran importancia durante el festival del Opet, que se celebraba en verano, cuando el Nilo inundaba la parte baja del recinto.
  • Templo de Ptah

Plano del Templo de Karnak

Aquí te muestro un plano del recinto de Karnak para que lo tengas de referencia y puedas situarte según vayamos avanzando en la descripción de la visita.

plano-karnak

¿Qué es un pilono egipcio?

Los pilonos o pilón son construcciones en forma de pirámide truncada que se levantan de dos en dos y suelen flanquear las entradas a los templos del Antiguo Egipto. Entre ambas estructuras se encuentra un pequeño espacio que es el que se utiliza para acceder al templo.

Se relacionan con las agrestes paredes que existen a los lados del río Nilo. En el conjunto de Karnak se encuentran hasta 10 pilonos, que son los que vamos a tomar como referencia para la visita de templo de Karnak.

Los pilonos son símbolos solares, representan las colinas por las que sale y se pone el sol.

¿Cuántas columnas tiene el templo de Karnak?

No se puede determinar con certeza el número de columnas que hubo algún día en el templo de Karnak, ya que éste ha sido reconstruido en numerosas ocasiones a lo largo de su historia.

Actualmente se pueden ver 134 columnas en el templo de Karnak.

¿Qué ver en el conjunto de Karnak?

Como este conjunto es inmenso y puede suponer un ejercicio abrumador verlo en su totalidad y comprenderlo, aquí te dejo una especie de visita guiada a través de los puntos más destacados de Karnak:

templo-karnak-reconstruccion-3D

Templo de Amón

Amón Ra era el Dios local de Tebas en el Imperio Nuevo cuando los faraones gobernaban Egipto Amón se convirtió en el Dios más importante.

En el momento más álgido en cuanto a poder del recinto, este llegó a poseer más de 400000 cabezas de ganado, 65 ciudades, 80 barcos y casi 300000 hectáreas de terreno agrícola en donde trabajaban unas 80000 personas.

Hoy en día pese al gran número de saqueos que ha sufrido en la historia, especialmente por asirios y persas, el templo principal de Karnak sigue siendo uno de los sitios arqueológicos más importantes, bellos e increíbles de todo el mundo.

A orillas del río Nilo se encontraba el muelle de Amón dónde se amarraban las embarcaciones que transportaban las estatuas de los dioses en los distintos festivales.

Desde el río se accede al templo, encontrándonos con lo que será el primer pilón construido durante el reinado de Nectanebo I, perteneciente a la XXX dinastía, dentro de este pilono se encuentra una inmensa rampa de ladrillos de adobe que servía para mover enormes bloques de piedra ayudándose de cuerdas, rodillos y, sobre todo, gente. Cuando llegó Napoleón todavía había bloques sobre esta rampa.

templo-amon

A continuación nos encontramos con el gran patio, pasando el primer pilono vemos la zona más amplia de este recinto; a nuestra izquierda situamos el santuario de Seti II, donde hay tres capillas para los barcos de la triada de Tebas.

Al lado derecho vemos el templo de Ramsés III. Se trata de un templo más sencillo, especialmente si lo comparamos con el principal de Karnak.

Continuando nuestra visita nos encontramos con el segundo pilón este se empezó a construir en la VIII dinastía por Horemheb y su obra fue continuada por Ramsés I y Ramsés II; este último es el culpable de haber construido las tres enormes estatuas de granito rojo representándose a él mismo que se encuentran a ambos lados de la entrada. A día de hoy una ha sido destruida.

Sala Hipóstila de Karnak

Si continuamos con nuestra visita llegamos a la increíble sala hipóstila. Se trata de uno de los monumentos religiosos más grandes jamás construido. Un espacio tan enorme que cabrían varias catedrales en esta sala.

Aquí nos encontramos con 134 altísimas columnas de piedra con forma de papiro, las cuales simbolizan un pantano que se me materializaba cuando se produce la crecida del Nilo y la base de estas columnas quedaba inundada.

En su creación estas columnas tenían varios colores, algunas todavía conservan parte de ellos. La sala tenía un techo por lo cual no habría luz natural excepto por el eje principal.

El enorme tamaño y la majestuosidad de estas columnas, así como toda la decoración que en ella se encuentra pueden resultar abrumadoras así que tómatelo con calma para poder contemplar este espectáculo.

sala-hipostila-fotos

La sala hipóstila fue proyectada por Ramsés I, pero se construyó bajo el mando de Seti I y Ramsés II. De hecho, se nota que en la parte norte de la sala los detalles son más finos que en la parte sur; esto se debe a que la parte norte fue la realizada por Seti I, mientras que la parte del sur fue cosa de Ramsés II. 

Continuando nuestra visita continuamos hacia el tercer pilón o este fue construido por Amenofis III si miramos a la derecha vemos una representación del faraón navegando en su barco sagrado durante la fiesta de Opet.

Alrededor del 1500 a.C. se mandó construir un patio estrecho entre los pilones tercero y cuarto. en los que se encontraban cuatro obeliscos: 2 pertenecían a tu Tuthmosis I y dos de Tuthmosis III. Ahora mismo solo se puede ver uno de esos obeliscos de 22 m de altura.

Sala hipóstila de Tuthmosis III

Continuando hacia el cuarto pilón nos encontramos con otra sala hipóstila, la llamada sala hipóstila de Tuthmosis III. Esta sala fue mandada construir por Tuthmosis I de madera y fue modificada por Tuthmosis III con 14 nuevas columnas de piedra.

Obelisco de Hatshepsut

Aquí es donde vemos uno de los grandísimos obeliscos de 30 m de altura erigidos por la reina Hatshepsut en honor a Amon, su padre.  El otro obelisco está roto pero la parte superior de esta se puede ver al lado del lago sagrado.

Este obelisco es el más alto de todo Egipto y en su punta está recubierta de una aleación de oro y plata llamada electro. Se estima que pesa unas 400 toneladas

Obelisco-de-Hatshepsut

A la muerte de Hatshepsut su hijastro Tutmosis tercero elimino todo rastro de su reinado ocultando los obeliscos bajo una estructura de arenisca.

Continuando con nuestra visita llegamos al quinto pilón, este está en muy mal estado. Fue mandado construir por Tuthmosis I y lleva hasta otra columna que vemos el sexto pilón erigida por tus Tuthmosis III, el mismo que mandó construir varias columnas de granito rojo en el vestíbulo simbolizando el Alto y el Bajo Egipto.

Santuario de Amón

El santuario de Amón original, supuestamente dónde vivía el Dios, fue alzado por orden de tus Tuthmosis III y posteriormente destruida cuando los persas saquearon la región. Más adelante fue reconstruido en granito por el hermanastro de Alejandro Magno, Filipo III Arrideo.

Al este de este santuario está la parte más antigua del templo: el patio del Imperio Medio aquí Sesostris I construyó un santuario del cual solo tenemos sus vestigios.

Gran sala de fiestas de Tuthmosis III

En la parte trasera del patio se encuentra la gran sala de fiestas de Tuthmosis III, una estructura inusual qué se trata de columnas de piedra tallada que imita a una tienda de campaña.

Continuando nuestra visita llegamos al séptimo pilón, se conoce como el patio del escondite y allí fueron descubiertas en el siglo XX miles de estatuas de piedra y de bronce que los sacerdotes del año 300 antes de Cristo habían enterrado junto a enseres del templo. La mayoría de estas estatuas se encuentran en el Museo Egipcio del Cairo.

lago-sagrado-karnak

Seguimos y llegamos al octavo pilono este está bien conservado y se alzó en honor a la reina Hatshepsut. Al este de este pilón nos encontramos con el lago sagrado, lugar donde los sacerdotes se bañaban en rituales de purificación. Aquí podemos ver la parte del Obelisco caído de la que hablábamos antes.

Templo de Jonsu

En la esquina suroeste del recinto vemos el templo de Jonsu, este fue mandado construir por Ramsés III y ampliado después por los siguientes jefes del pueblo.

Avenida de las esfinges

Y finalmente nos encontramos con la avenida de las esfinges avenida de unos 3 kilómetros que conecta el templo de Luxor con el conjunto de Karnak.

Recinto del templo de Mut

Este templo tiene una entrada a parte de 40 EGP. Fue levantado por órdenes de Amenofis III y tiene un santuario, dos patios y otra sala hipóstila.

Está restaurado y se puede visitar. Aquí Amenofis mandó construir más de 700 estatuas de granito negro simbolizando a la diosa leona Sejmet.

Recinto del templo de Montu

Desde el interior del templo de Amón se accede al templo de Montu, el Dios de la guerra con cabeza de halcón. Este templo es bastante original pero hoy en día está bastante deteriorado.

karnak-jeroglifico

Museo al aire libre

La verdad es que después del empacho de cultura, pilones e historia no te deberían quedar ganas de ver mucho más. Este museo tiene una entrada a parte de 60 EGP y se trata de un conjunto de piedras, estatuas y santuarios que se sitúa al norte del recinto. Si la visita te supo a poco puedes acercarte a este museo.

Información antes de visitar el Templo de Karnak?

Espectáculo de Luz en Karnak

Se trata de un espectacular evento luminiscente que te acompaña en la visita al Templo. Mientras avanzas por el recinto se van iluminando distintas partes del templo mientras se escucha su historia. Si no controláis mucho inglés las sesiones en español tienen lugar los lunes y los viernes a las 22:30h de la noche.

Si se tiene la oportunidad esta visita es la más espectacular posible para visitar Karnak. Aquí te dejo el tour para disfrutar del espectáculo nocturno:

¿Cómo llegar a los Templos de Karnak?

Si quieres evitarte colas y preocuparte por las entradas te dejo aquí un par de opciones para visitar el templo con un guía de confianza en español y a un muy buen precio:

Si prefieres ir por tu cuenta continúa leyendo:

Una vez en Luxor no tiene ninguna ciencia llegar al centro de visitantes del templo, situado en la orilla este del Nilo, al norte de la ciudad de Luxor. Puedes acercarte caminando o en taxi sin problemas. Los cruceros por el Nilo amarran en la misma puerta del recinto.

¿Cuánto cuesta?

Una vez que te asomes a la entrada, en el enorme parking, y mientras eres asaltado por mil guías ofreciéndote sus servicios, verás la oficina de entradas donde podrás adquirir tu preciado ticket.

La entrada cuesta 150 EGP.

karnak-de-noche

¿Es necesario un guía?

A la entrada te abordarán los típicos guías ansiosos por mostrarte su preciado patrimonio histórico. La visita puede hacerse por libre sin ningún problema y es muy disfrutable, pero si quieres exprimir al máximo la visita ya sabes lo que tienes que hacer.

Contratar o no a un guía depende de cómo lo veas, pero la verdad es que siendo un sitio con tantas, tantas cosas que ver un guía te puede facilitarte el disfrute y entender mejor la historia asociada al monumento.

¿Qué llevar a Karnak?

Pues agua, lleva agua si no quieres que la experiencia se convierta en un auténtico sufrimiento. Intenta ir a primera hora o a última para no comerte todo el calorazo.

También hay que llevar ganas de caminar y empaparte de uno de los lugares más increíbles de todo Egipto.

Por último, si después de leer sobre este maravilloso templo te han entrado ganas de visitar el país, te dejo por aquí diferentes opciones que te facilitan el viaje a Egipto, son viajes con todas las facilidades paras no perder el tiempo con transportes, alojamiento, entradas, etc. Si no te quieres complicar te recomiendo que le eches un vistazo:

error: El contenido está protegido